Perro

Al viejo, de puro cobarde, sólo le mató la muerte. Al poco le venía a la vieja, pero no se dejó ir porque tenía cuita pendiente. Jamás había disparado la escopeta aunque sabía cómo funcionaba por ver al viejo manejarla. La sacó del armario armero, sacó una provisión de balas y se ocupó buen tiempo en vaciar media docena de metal; sólo dejó la pólvora.

Seguir leyendo “Perro”

Objetivo erróneo

Ya lo tenía todo planeado para acabar con su pesadilla. Gracias a los conocimientos de su trabajo había elaborado unos planes pulcros y con grandes probabilidades de éxito. Aún así no se hacía muchas ilusiones. Sabía que tantos meses de sufrimiento habían mermado sus capacidades. No era exhaustivo. El sufrimiento de los meses no te trastorna. Lo hace el diario. Día tras día con la misma voz en la cabeza: “cállala, apágala, destrúyela, acaba con ella”. Y el dolor insoportable en las sienes. No es el dolor que te postra y que arreglas con analgésicos. Es el que no te deja pensar en nada más que en la voz que te lo produce.

Seguir leyendo “Objetivo erróneo”

Yerno informático

A ver si me da tiempo a contarlo.

Ayer llegué a casa con la cabeza loca. Algo fallaba en el algoritmo del proyecto pero no falla siempre. Se revisó una y mil veces por mí y por otros compañeros pero no encontramos ningún error. Funciona siempre excepto en algunos casos sin patrón alguno.

Cuando llegué, me acordé de que me habían invitado a cenar y de que llegaba tarde. Opté por un cambio de ropa rápido: desodorante sobre la que llevaba.

yerno-informatico Seguir leyendo “Yerno informático”

Pico

_dsc0791

Cansada de hacer el amor con el que podría ser su hijo, se levantó sólo para ver su imagen sin miedo.

Le gustó que su espejo le devolviera una imagen de veinteañera. Acostumbrada a verse divina, volvió a la habitación, despidió a su amante sin ruido y, casi sin ganas, se puso a mirar el catálogo de “algo que hacer” para el resto del día. Seguir leyendo “Pico”

Pescador de bajura

20140809_1557382

Mi tío era pescador de bajura. Se utilizan barcos pequeños, casi barcazas y, normalmente, artes tradicionales. Para muchos es un medio de vida y para algunos la vida en si misma.

Mi tío solía tener un aspecto áspero, un genio escondido en una la lámpara que nadie quería encontrar, unos modales perfectamente adaptados a su inadaptación, un aliento que olía a ajeno, unos amores inrenunciables y la fidelidad de un niño de teta. Seguir leyendo “Pescador de bajura”

Sicario

Como se suele decir: montó en cólera.

Su marido se quería divorciar. Ella ya lo sabía desde hacía semanas.

Gritó, lloró, rompió cosas, le insultó y adoptó el resto de actitudes que se toman en estos casos.

En su éxito personal siempre debía ser convincente aunque no tuviera convicción.

Ya a solas detuvo la función y ni siquiera sintió el odio y el rencor.

Sabía que la dejaba por otra. Tan joven, tan escultural, tan divertida, tan complaciente como ella. Seguir leyendo “Sicario”