Albania (capítulo 3)

A todos nos pasa. Si en el rompecabezas inconsciente del cerebro hay alguna pieza sin encajar, éste se vuelve temeroso y alerta. Te obliga a fijarte en detalles que pasas por alto en estado de relajación. Puede que por eso vi lo que me pareció la culata de un revólver en el bolso semiabierto de mi tía cuando cambié a quinta al acceder a la autopista. No me atreví a preguntar. La siguiente vez que miré hacia la palanca de cambio, el bolso estaba en el regazo de mi tía y cerrado.

Seguir leyendo “Albania (capítulo 3)”

Perro

Al viejo, de puro cobarde, sólo le mató la muerte. Al poco le venía a la vieja, pero no se dejó ir porque tenía cuita pendiente. Jamás había disparado la escopeta aunque sabía cómo funcionaba por ver al viejo manejarla. La sacó del armario armero, sacó una provisión de balas y se ocupó buen tiempo en vaciar media docena de metal; sólo dejó la pólvora.

Seguir leyendo “Perro”

Albania (capítulo 2)

 

-¿Quién?

+Ernesto.

-¡El cesto de tu puta madre, que ya sé quién es. Como me jodas otra vez, te arranco los cojones con las pinzas pa los pelos. Y el cesto del pan me lo dejas, hijoputa, malhablao. Como me encuentre cristales dentro del pan otra vez, te llevo con tu madre pa que te meta dentro suya otra vez y le coso la regaña pa que no salgas ni pa ver el fútbol!

Entonces utilicé mis habilidades internautas y utilicé palabras clave. Igual que en un buscador de internet.

Seguir leyendo “Albania (capítulo 2)”